Por tierra, mar y aire

Durante las vacaciones hemos descubierto nuevas localizaciones que ofrecer, y hemos experimentado actividades y retos para complementar los meetings corporativos de nuestros clientes. Hemos probado actividades en el mar (p. ej. kayaks en aguas abiertas desde el Estartit a las Islas Medas, o un snorkel entre atunes en el Delta del Ebro), por tierra (p. ej. la ascensión al Monte Oroel o una escalada en bicicleta al refugio de Lizara), pero nos quedaba pendiente hacer algo en el aire.

Y como tenemos un gran amigo con muchas horas de vuelo, hemos acudido a la comarca del Berguedá a que nos ofreciera un vuelo biplaza de parapente. Él no es realmente instructor, pero su larga experiencia nos ofrecía la suficiente confianza como para probarlo. Además tiene, desde hace muchos años, un parapente tándem en propiedad.

De inicio nos hizo una demostración en la pendiente de la escuela para aumentar nuestra confianza. Luego acudimos al campo de despegue para que comprobásemos cómo vuelan. Y finalmente nos tocó el turno. Con unos 300 metros de desnivel despegamos del suelo, sobrevolamos las “marías” (las montañas locales de Berga), sentimos la sensación de ser un pájaro durante unos 15 minutos, y completamos un vuelo muy agradable y suave sin sensaciones de caída fuertes.

Pues eso, un paseo por el aire, sensaciones nuevas totalmente aptas para todos los públicos, ¡absolutamente recomendable!.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s