La Esfera

“La Esfera” es una actividad de comunicación y cooperación, como vivir una metáfora, con el cual podremos experimentar por medio de interacciones visibles, audibles y tangibles. La podemos utilizar para dirigir e ilustrar los siguientes temas: coordinación, relaciones recíprocas y interdependencia sistémica, solidaridad, consideración de las necesidades de los otros, mantener el equilibrio en equipo (Ronda), dar retroalimentación, reflexión (Microcosmos). Podemos utilizar la Esfera para reactivar al equipo después del almuerzo o como energizante para comenzar un seminario.

“Una de las principales características de los equipos que funcionan con eficacia es un alto grado de apoyo mutuo. En momentos difíciles, cada persona sabe con seguridad que los otros le proporcionarán apoyo cuando sea necesario. Por esta razón, los miembros de los equipos buenos son capaces de establecer una confianza mutua. La siguiente actividad se ocupa precisamente de este tema: ¿Cómo tener éxito en la creación de un sistema equilibrado de confianza que nos guiará incluso a través de los momentos más difíciles? Con este fin, os invito a entrar conmigo en la Esfera”.

Implementación: Al principio acompañamos a los participantes dentro de la Esfera. Solicitamos a cada uno dar un par de pasos hacia atrás para estirar la Esfera, la cual debe quedar muy estirada, con el fin de que todos los participantes pueden inclinarse cómodamente hacia atrás. Podemos usar los momentos iniciales para ganar confianza y crear un sentimiento de estabilidad y control. Una vez que esto se haya logrado, podemos seguir con uno de los siguientes ejercicios dinámicos.

Ronda: 6-10 personas se encuentran en la Esfera estirada, de repente, una persona se mueve con rapidez hacia un espacio vacío rebotando en la pared de la Esfera. Cada participante tiene la oportunidad de “desequilibrar” al grupo una vez, uno tras otro. Tan pronto como los miembros del grupo tienen la sensación de que pueden estabilizarse mutuamente, a pesar del ritmo de la dinámica, se puede aumentar la velocidad. Por lo tanto, surge una forma muy dinámica de coordinación del equipo.

Microcosmos: Si queremos promover emocionalmente auténticos encuentros, necesitamos un espacio seguro y protegido. Nos quedamos quietos de pie o sentados cómodamente con hasta 14 participantes en la Esfera. Los participantes sienten el apoyo mutuo y por lo tanto podemos discutir todo lo necesario.

Consejo práctico: utilicemos la Esfera como un espacio de retroalimentación. Durante talleres largos o eventos de capacitación podemos retirarnos y dejar un tiempo para establecer un foro de retroalimentación. Pronto notaremos como el espacio acogido y protegido afecta la calidad de la retroalimentación.

Retroalimentación: Después de completar el ejercicio exitosamente, anotamos resultados y respuestas en un flipchart. Las siguientes preguntas pueden ayudarnos a dirigir la discusión:

“¿Cuál fue la clave para resolver esta tarea?”, “¿Qué contribución hizo cada persona?”, “¿Quiénes nos dieron un sentido de seguridad?”, “¿Cuál fue el papel de la comunicación en esta actividad?”, “¿Cómo pudimos divertirnos y asumir una responsabilidad a la vez?”, “¿Quién apoyó a quién y de qué manera?”, “¿Cómo explicaríamos los resultados de esta actividad a un amigo?”, “Resumir las características más destacadas de éxito del trabajo en equipo, describir su funcionamiento y presentar las conclusiones al grupo”, “¿Dónde vemos paralelismos con nuestra situación actual / preocupaciones?”, “¿En qué contexto de equipo específico podríamos prestar apoyo a nuestros compañeros?”, “¿Y en qué situaciones necesitamos a alguien que nos ayude?”, “¿Quién contribuyó a nuestro sentido de equilibrio y cómo?”, “¿Cómo y cuándo se puede poner en práctica lo experimentado aquí hoy?”

Consejo práctico: ¿Nuestro grupo siente cansancio y pereza? ¿Quizás después del almuerzo? La Esfera es una buena manera para elevar los niveles de energía de nuevo. Y quién sabe, quizá al final recibiremos una valiosa retroalimentación. Incluso si presentamos la Esfera como “solo” una actividad de calentamiento, los participantes deciden su verdadero “significado”.

 Esperar lo inesperado: Con base en nuestra experiencia, podemos afirmar que distintos grupos encuentran soluciones ligeramente diferentes; lo cual refleja la auténtica dinámica de grupo. Esto constituye una rica fuente de ideas para aquellos formadores que están dispuestos a dar a sus grupos mucho espacio para la experimentación y reacciones espontáneas/inusuales. Todo lo que surge se puede utilizar en una experiencia significativa de aprendizaje.

En las instrucciones de la Esfera encontrarás otras sugerencias de uso.

Nº participantes (min/ópt/máxi)/ XXL
4 / 12 / 18 – XXL 6 / 16 / 28
Tiempo 15 / 30 min
Espacio Requerido Diáfano
 

Temas y Resultados

Estimulación: en la mañana, después del almuerzo.
Construcción de equipo: RA: coordinación, dependencias e interacciones en sistemas, coherencia en equipos, respeto por otros, mantenimiento del equilibrio, objetvio común, confianza… MC: dar retroalimentación, reflexión.
 

Contenido

1 Banda de tela elástica (estándar: 4.5 metros; XXL 6 metros), 1 bolsa e instrucciones detalladas.
Tamaño y peso
30x40x13cm 3 kg
Precio 210,00 €  (XXL 240€) + IVA y gastos de envío